Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Morbi eu nulla vehicula, sagittis tortor id, fermentum nunc. Donec gravida mi a condimentum rutrum. Praesent aliquet pellentesque nisi.

Nuestra historia

Nuestra Historia

Bodegas Castillo de Mendoza es fruto de la pasión por el vino de la familia Mendoza. Nace en 1994 cuando Eloy Antonio Mendoza recupera la tradición familiar, de varias generaciones dedicadas a la viticultura y a la elaboración del vino, y funda su propia bodega en San Vicente de la Sonsierra, La Rioja.

Más de un siglo de tradición familiar

Durante más de un siglo, las generaciones de la familia Mendoza, elaboraron vino para familiares y amigos, en una pequeña cueva centenaria, ubicada intramuros del Castillo de San Vicente de la Sonsierra.

La destilería del Siglo XVII

La idea original de Eloy Antonio era continuar elaborando el vino en la cueva del castillo, pero debido al reducido tamaño e inaccesibilidad de la misma, en 1994 decide restaurar una antigua destilería del siglo XVII y acondicionarla como bodega. Comienza así la andadura de Bodegas Castillo de Mendoza.

La nueva bodega

El notable crecimiento de la actividad de la bodega hace que en el 2001 Castillo de Mendoza, traslade sus instalaciones a una nueva construcción en la que un calado excavado en roca viva al estilo tradicional de Rioja coexiste con la tecnología actual.

Los viñedos

La bodega cuenta con 35 hectáreas de viñedo propio repartidas en diferentes parcelas del territorio municipal de San Vicente de la Sonsierra.

Agricultura ecológica

Somos una de las bodegas pioneras en Agricultura Ecológica en La Rioja. En el año 2.000 plantamos Nuestro primer viñedo ecológico en el Alto de Mindiarte. Un conjunto de parcelas de viñedo aisladas y rodeadas de un entorno natural boscoso lleno de fauna y flora.

Nuestro primer vino ecológico

En 2004 nace Noralba, nuestro crianza Ecológico buque insignia de la bodega. Cuyo nombre es un tributo a la familia, ya que es el resultado de la fusión de los nombres: Nora y Alba, nietas primogénitas de los propietarios: Eloy Antonio y su esposa Sabina.

Proyección internacional

En los últimos diez años la bodega ha experimentado un notable crecimiento en el mercado exterior, estando actualmente presentes nuestros vinos en numerosos países de Europa, Asia y América.

La recompensa a nuestro esfuerzo

En los últimos años nuestros vinos están siendo muy bien valorados en los más prestigiosos certámenes nacionales e internacionales. Esto supone para nosotros un reconocimiento a nuestra trayectoria y esfuerzo diario.

a